La Acupuntura y el Dolor

La acupuntura y su técnica aliada, la moxibustión (la aplicación de calor a los puntos de acupuntura), se han utilizado para tratar el dolor durante miles de años. Hasta hace poco, faltaba evidencia científica de su efectividad. Sin embargo, en los últimos años, la gran cantidad de personas que han informado de obtener alivio del dolor a través de la acupuntura ha estimulado un tsunami de investigación para descubrir si la acupuntura realmente funciona y, de ser así, cómo.

¿La acupuntura es eficaz para tratar el dolor?

Ahora tenemos evidencia de que la acupuntura ayuda con el dolor, y esa evidencia se califica como “buena” o “moderada”, según el tipo de dolor. Los tipos de dolor para los que existe evidencia buena o moderada de efectividad incluyen dolor de columna, ciática, dolores de cabeza, dolor de hombro, codo de tenista, artrosis de rodilla, dolor de talón, dolor pélvico y dolor en la articulación de la mandíbula (consulte la tabla a continuación).

De: McDonald J and Janz S (2017). The Acupuncture Evidence Project: A Comparative Literature Review. Published by the Australian Acupuncture and Chinese Medicine Association Ltd.

¿Cómo ayuda la acupuntura con el dolor?

La verdad es que, si bien sabemos que lo hace, no tenemos tan claro cómo, al menos en términos médicos occidentales. Las explicaciones tradicionales chinas se centran en la circulación de Qi (energía vital) alrededor del cuerpo. El dolor puede ocurrir en un área si esta circulación está bloqueada o alterada, por ejemplo, si hay demasiado Qi acumulado en un área que causa congestión, o si no hay suficiente Qi circulando en un área. El dolor también puede ocurrir si nuestro flujo normal de Qi está bloqueado o impactado por invasiones de energía del exterior del cuerpo, como calor, frío, humedad o viento.

Desde el punto de vista científico occidental, se cree que la acupuntura cambia la forma en que el sistema nervioso produce, transmite y procesa las señales de dolor. Por ejemplo, puede reducir el dolor al estimular la producción en el cerebro de nuestras propias sustancias químicas naturales analgésicas, como los opioides y los cannabinoides. También puede funcionar reduciendo la tensión muscular, liberando así las articulaciones del estrés mecánico, y puede desactivar los “puntos gatillo”, pequeñas áreas de excesiva sensibilidad en los músculos, tendones y ligamentos que producen dolor y mantienen la tensión muscular.

Derechos de autor © Robert Hale 2021.

(Photo de Adobe Stock Images.)

Leave a Comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s